Mi nombre es Asela Coll Muñoz

Soy la mediana de 3 hermanos.

Cuando era pequeña y me pedíamos qué quería ser de grande y siempre decía que quería tener una empresa, todo es así que me licencié en Dirección y Administración de Empresas por vocación. A medida que iba estudiando ya veía que el tema que más me gustaba era todo aquello relacionado con las leyes y sobre todo con las leyes fiscales.

Hice oposiciones en la AEAT y he estado 18 años trabajando en la Administración Tributaria como funcionaría en el cuerpo de Agentes tributarios, a lo largo de estos años he ido pasado por todos los departamentos con lo cual puedo decir que mi formación a nivel profesional y dentro del área tributaria ha sido muy completa.

A pesar de que el trabajo realizado a lo largo de los años a la Administración me gustaba mucho, mis inquietudes y mis sueños hicieron que la abandonara para dedicarme a aplicar a mis conocimientos a pequeñas empresas y emprendedores que se pudieran encontrar perdidos en este campo, así y con esta inquietud empezó mi etapa como autónoma.

Durante los más de 10 años que llevo haciendo este trabajo no he parado de formarme, al 2015 hice máster de tributación en el CEF, aparte cada año dedico parte de mis ingresos para realizar cursos, o asistir a conferencias…, Es un mundo que me apasiona, cuando soluciono una situación que para otra persona es muy complicada me siento bien, me siento que merece la pena todo el esfuerzo que me ha supuesto marcharme de la AEAT.

Si tuviera que decir tres cualidades sobre mí creo que destacaría la sinceridad, el trabajo y la empatía. Por una parte pienso que las leyes se tienen que cumplir, vivimos en una sociedad, y a pesar de que a veces no nos gustan o no nos interesan el que nos dicen nos tenemos que basar en ellas y por tanto si hay un gasto no es deducible mi deber es decirle a mi cliente que no se la puede deducir, a pesar de que su vecino lo haga, creo sinceramente que la Administración en general (AEAT, Generalitat, ayuntamientos, seguridad social…) no están para perjudicarnos ni para asquearnos, si hacemos las cosas según los criterios que marcan no tendremos nunca problemas con ellos, y si queremos cambiar los criterios que siguen hay vías para hacerlo.

Por otro lado trabajo codo a codo con mis clientes, los conozco, sé que necesitan, cuando van bien yo estoy contenta y relajada, cuando no van tan bueno yo me preocupo, pregunto en que se los puedo ayudar, buscamos soluciones juntos…

Muchas veces me preguntan que te gusta, cuáles son tus aficiones, dones, me gusta mucho el mar, observarlo, escucharlo me da mucha paz y tranquilidad, me ayuda a reflexionar a pensar a agradecer. Pero también me gusta mucho la montaña, me ayuda a superar retos, llegar a la cumbre es una sensación de poder enorme, de trabajo muy hecho, y el mejor de todo es que cuando llegas a una cumbre siempre descubres otra a la que podrías intentar llegar, son los retos que va poniendo la vida para que los vayamos logrando poco a poco.

Quiero transmitir a mis clientes seguridad pero sobre todo tranquilidad, ellos se tienen que dedicar a su trabajo y el mío es que estén tranquilos del todo en aquello que me delegan, de qué manera, lo hago haciendo reportings en función de las necesidades de cada cliente.

Me apasiona viajar.

Gracias para leerme